Nuestros productos

B’ohai es una empresa que busca el bienestar de todos los que se involucran en ella, entendiendo que somos parte de un todo. Por lo que la intención es tener una cadena de beneficios, desde la TIERRA que es la que nos proporciona los elementos para trabajar, pasando por el laboratorio, la comercializadora, las distribuidoras, las cosmetologas y las clientas. Entendiendo que tenemos como principio el amor por lo que hacemos y por quien lo hacemos.

Trabajamos con COSMÉTICA NATURAL que es volver al origen, a esa cosmética que nuestros ancestros practicaban con elementos naturales, sin parabenos, con conservadores naturales.

Trabajando desde lo BIOLÓGICO, ECOLÓGICO Y ORGÁNICO

Ya que mejorar es una tendencia en la COSMÉTICA NATURAL que cada vez cobra más fuerza porque ahora no solo es importante el ingrediente en sí, sino también su forma de cultivo, su manipulación e incluso su tipo de comercialización.

Preocupados por estos aspectos es que nacen los conceptos de Cosmética Biológica, Ecológica, Orgánica, Sustentable y Consciente así mismo la cosmética cada vez apuesta más por el Comercio Justo.
Los términos: BIOLÓGICO, ECOLÓGICO Y ORGÁNICO se refieren al método de cultivo y tratamiento que se utiliza para obtener el producto, de acuerdo a ciertas normativas pueden ser considerados como sinónimos.

Un producto BIOLÓGICO es aquel que ha sido cultivado sin utilizar abonos o pesticidas químicos y que NO ha sido modificado genéticamente así que no es transgénico, nadie ha jugado con su ADN sino que se ha dejado que la propia naturaleza evolucione a su ritmo y no ha nuestro gusto. Recuerda que esto es importante porque aunque los transgénicos siguen siendo un tema polémico en algunos años pueden sorprendernos con pésimas noticas.

Un producto ECOLOGICO es aquel que ha sido cultivado respetando al medio ambiente sin explotar los terrenos hasta el punto de agotarlos, sino promoviendo que estos se regeneren. Aprovechando el clima y el suelo natural para plantar alimentos apropiados según la época del año y las condiciones del terreno.
Además en su cultivo no se usa ningún fertilizante ni pesticida químico. En el ámbito ganadero, la crianza se realiza en zona libre de contaminación, con alimento ecológico, y sin intervención de hormonas de crecimiento o antibióticos.

Un producto ORGANICO es aquel que procede de cultivos en donde no se han utilizado pesticidas ni fertilizantes sintéticos, tampoco se han modificado genéticamente y en el caso del Ganado no se han utilizado hormonas, anabólicos ni antibióticos.

Los orgánicos van unidos a un tratamiento más saludable y consciente del medio ambiente, sin sobre explotarlo, ni contaminarlo así que también son ecológicos.

El atributo de cosmética BIOLÓGICA, ECOLÓGICA Y ORGÁNICA va mucho más allá de un sello o un certificado pues se trata DE LA ESENCIA Y LA CONSCIENCIA con la cual se elabora.

SUSTENTABILIDAD

Un producto SOSTENIBLE o SUSTENTABLE es aquel que guarda un equilibrio entre el respeto al medio ambiente y el bienestar socio económico de sus productores.
Este tipo de productos no ponen en riesgo la conservación de recursos naturales ni la diversidad biológica o cultural de las futuras generaciones.
La sustentabilidad es: Económica, social y ambientalmente responsable, además respeta la idiosincrasia de los pueblos, sus culturas, sus tradiciones y los derechos humanos básicos.

A diferencia de la COSMÉTICA INDUSTRIAL que se caracteriza por incluir un porcentaje muy alto de químicos en sus formulaciones y bajos o nulos niveles de activos naturales, además de que se produce de forma industrial es decir, en serie y en grandes lotes.

La Cosmética Industrial se sigue fabricando aún en la actualidad y es la que podemos encontrar en cualquier súper mercado e incluso en muchas marcas de venta por catálogo, puede ser más accesible al bolsillo pero tiene un fuerte impacto en nuestra salud y en la de nuestro planeta, no es una cosmética fresca sino que está fabricada para durar años en estantería, de manera que ni el productor ni el vendedor tengan mermas económicas.

Este tipo de cosmética casi no piensa en el consumidor más allá de verlo como una simple estadística y se distancia mucho de la naturaleza pues resulta más barato para el fabricante emplear ingredientes químicos que ingredientes naturales ya que los ingredientes naturales son más costosos pero, los químicos que la cosmética industrial utiliza muchas veces son verdaderamente tóxicos para nuestro cuerpo y para la tierra.

Nuestros productos están elaborado con COSMÉTICA CONSCIENTE, que no implica además de la ética, la moral y las virtudes humanas, como la facultad de distinguir entre el bien y el mal sino que también implica el conocimiento, el reconocimiento, la valoración, la consideración y la compasión no solo de uno mismo y de su especie sino de todo lo que nos rodea.

Esta consciencia implica la parte mental pero también la emocional y si se desarrolla lo suficiente abarca también la parte espiritual.

Cuando se alcanza esta consciencia nos damos cuenta de que no somos seres superiores sino simplemente SERES al igual que las plantas, los arboles, los animales, los ríos, los cuarzos, es decir formamos parte de la vida universal, del espíritu universal que está presente en todo y en todo momento.
La cosmética CONSCIENTE no solo es NATURAL, sino que respeta todas las formas de vida por ello se inclina por fuentes vegetales y en caso de ser animales que no representen la muerte de una criatura sintiente.

La cosmética CONSCIENTE no experimenta en animales porque es una cosmética más espiritual, una cosmética con CORAZON Y CON ALMA.

B’ohai cuenta con certificación LIBRE DE CRUELDAD por ello solemos decir que nuestros productos son elaborados con Tradición, Ciencia, Consciencia, Alma y Corazón.