Aprende a destacar tu negocio a través de WhatsApp

1. Atender el perfil y estado. 

Reforzará la identidad de tu negocio, coloca el logo en la foto de perfil y en el usuario el nombre de tu negocio o tu marca. Podrás utilizar tu estado para publicar lanzamientos de nuevos productos, promociones y otros avisos de interés.

2. Organizar la atención.

El WhatsApp de tu negocio debe ser atendido como si fuese una tienda abierta al público. Cada cliente que se acerque debe ser atendido instantáneamente y con amabilidad. Para eso, puedes organizar tu horario y estar atento a responder los mensajes, o determinar a una persona que lo haga.

En los horarios en que no puedas atender, es una buena idea poner un aviso en tu estado, para que los clientes sepan. Motiva a que dejen su consulta, promete responder ¡y cúmplelo!

3. Humanizar.

Para transmitir a tus clientes ese trato personal (y que ellos no sientan que están siendo atendidos por una máquina o por un ser misterioso), te aconsejamos presentarte siempre con tu nombre y apellido, y el cargo que tienes en la empresa. De esta forma, el cliente va sentir un trato más humano y personalizado. Esto es algo muy valorado por cualquier consumidor.

También es bueno que preguntes a la persona su nombre y luego referirte a ella con el mismo. Esto va a generar más confianza.

4. Agendar los contactos.

Una vez que te presentaste con tu nombre, vas a poder preguntar al cliente el suyo. Este es un dato muy valioso. Tómate el tiempo de guardar con nombre y apellido cada número de contacto y de ahí en adelante responder siempre al cliente con su nombre.

Incluso, al editar el contacto, además de nombre y apellido, agrega notas como ayuda memoria, para identificar rápidamente de quién se trata. De esta forma el cliente se va a sentir muy bien atendido.

¡Imagínate lo que sería consultar después de tres meses por WhatsApp a una empresa, y que esta te responda saludándote por tu nombre!

5. Emoticonos.

Estudios demuestran que los seres humanos reaccionamos ante los emoticonos, de la misma manera a cómo reaccionamos ante una cara humana. Símbolos como una carita sonriente 🙂aumentan en gran medida la confianza entre las personas que están hablando.

Por eso, utilizar emoticonos en tus conversaciones de negocios pueden ayudarte a generar un buen clima. Pero ten cuidado de abusar o “intimar antes de tiempo”. Úsalos para reforzar una idea y mejor evítalos en los mensajes delicados.

6. Horario de envío de mensajes.

Ten en cuenta el horario para contactar a tus clientes por WhatsApp. En asuntos que pueden esperar al día siguiente, es mejor enviar un e-mail. Recibir mensajes de una empresa en horas de la noche, o incluso muy temprano a la mañana puede caer mal.

7. La estrellita de “Mensajes destacados”.

Nada peor para un cliente que le vuelvan a pedir datos que ya dio en algún momento. La estrellita de “Mensajes destacados” es ideal para encontrar fácilmente -en medio de toda la conversación- datos importantes como dirección, teléfono, nombres, o cualquier otra información relevante que te haya dado el cliente.

** (Se realiza manteniendo presionado el mensaje que quieras destacar y luego se selecciona la estrella que aparece entre las opciones. Para revisar los mensajes que destacaste en cada conversación, sólo debes ir a la información del contacto y verificar en la sección “Mensajes destacados”).

8. Organizar la información.

Y hablando de datos, información importante y demás, WhatsApp es además un excelente contenedor de referencias, que pueden resultar muy útiles para tu negocio. Entre todos esos mensajes que recibes a diario podrás rescatar datos importantes y organizarlos en una planilla.

El comportamiento de los diferentes clientes, las consultas más comunes, la frecuencia de los pedidos, las fechas de mayor movimiento, etc. Así, cuando necesites tomar una decisión importante, podrás guiarte también por esta referencia.

9. Armar listas de difusión.

¡Este es el aspecto más vidrioso de todos!

Si bien lo que queremos es vender más ¡y ahora mismo!, es prudente cuidar que la relación con el cliente perdure en el tiempo. Cuando un cliente nos contacta por WhatsApp, de algún modo nos está compartiendo parte de su privacidad (su número de teléfono, la fotito de su perfil, etc).

Ante la mínima acción de invasión a esta privacidad, podemos conseguir un bloqueo. Por eso es importante pedir permiso al cliente para agregarlo a una lista de difusión. Una vez obtenido este permiso, hacer que para el cliente valga la pena, siendo esta una lista donde realmente se accedan a beneficios.

No abusar en la cantidad de envíos. Hacer un seguimiento de cada uno y analizar la respuesta de los clientes, con las diferentes promociones, para ver cuáles tuvieron mejor respuesta. Con todo esto, vas a afinar cada vez más la puntería.

10. Utilizar WhatsApp web.

Responder desde el celular (los mismos) mensajes a varios clientes durante todo el día, pueden ponerte (con mucha razón) de muy mal humor. Así que lo mejor en este caso sería que utilices WhatsApp Web desde la computadora. Es mucho más cómodo y puedes tener al lado un bloc de notas, con diferentes textos predeterminados de la información que usualmente te consultan, para luego copiar y pegar. Para conectarte sólo debes ingresar a web.whatsapp.com y seguir las instrucciones.

Sin dudas, WhatsApp es uno de los canales preferidos por los consumidores para realizar consultas. Se pierde menos tiempo que llamando por teléfono y es más rápido que el e-mail. Si te decides a sacarle provecho a esta oportunidad, lograrás destacarte ante tus competidores optimizando la atención a través de este medio. ¡Mucho Éxito!

Entradas Relacionada

Abrir chat
¿En que te podemos ayudar?