7 errores más comunes que comenten los Spas

Olvidar que el Spa es un lugar de relajación:

No importa el lujo o la inversión que tengas en tu Spa, lo que realmente no se te debe olvidar es que tu cliente necesita un ambiente de paz y tranquilidad, por eso es muy importante la ambientación, lo que esto implica es limpieza, un espacio agradable con un buen aroma, libre de ruidos. Sí puedes lo ideal es acondicionar con velas, aromaterapia y música relajante.

No hacer una ficha adecuada del paciente:

Es de suma importancia llevar un registro del paciente con antecedentes médicos (toma algún medicamento, sufre una enfermedad crónica, presenta alergias, etc.), conocer problemas hereditarios, tener datos de alguien a quien acudir en caso de emergencia, etc.

No tener la ficha Clínica con firma de responsiva del paciente:

Aunque como profesional sabes que estás trabajando de manera adecuada, utilizando productos de buena calidad, que las condiciones de higiene y el ambiente son adecuados, es importante que tengas una ficha donde tu das a conocer a tu paciente el tratamiento que le vas a realizar, como las posibles consecuencias o contraindicaciones que se pueden presentar y que el firme de que esa información se le fue dada.

Problemas con los tiempos y las agendas:

La mayoría de las personas vivimos con un ritmo de vida acelerado y es muy importante respetar los tiempos de las personas, por eso jamás debes olvidar llevar una agenda bien programada y con tiempos suficientes para que nada se empalme y entorpezca los tiempos de las terapias.

Capacitación del personal:

Es muy importante que el servicio que se ofrece este respaldado por un experto; si vas a brindar un facial es de suma importante saber diagnosticar el tipo de piel y los productos adecuados para esta, además que hacer en caso de una reacción desfavorable.

También al trabajar un corporal debes saber que no se deben dar masajes suaves que apenas se limiten a acariciar o a esparcir cremas sobre la piel sin que se obtenga ningún tipo de beneficio. A veces, también se trata de que el propio masaje al realizarse con demasiada fuerza acaba lesionando o provocando molestias al paciente.

No dar un servicio Integral:

Es importante que siempre le des a tu paciente apoyos extras para continuar en su día a día con el trabajo realizado en el establecimiento, por ejemplo, consejos de cuidados posteriores y recomendación de productos que complementen el tratamiento.

Dar promesas falsas con objetivos irreales:

Es de suma importancia ser honesto con tu paciente, darle objetivos claros y sabiendo que el compromiso es de las dos partes. Nada de publicidad engañosa, la mejor publicidad es de boca en boca y esa se logra con resultados reales.

Estandarizar los servicios y paquetes:

Siempre debemos recordar que cada persona es un ser único y aunque hay una generalidad, lo ideal es ofrecer lo que realmente va a beneficiar a la persona, y crear un servicio o paquete de acuerdo a sus necesidades.

Entradas Relacionada

Abrir chat
¿En que te podemos ayudar?