¿Usar Faja o no después del Parto?

Siempre hay una gran duda sobre si se debe o no utilizar la faja después del embarazo.

Yo con mi primer hijo fuí muy disciplinada en todo lo que me recomendaban, así que traté de utilizar mi faja desde que salí del hospital, sin embargo ingenuamente había comprado una faja talla grande y no me cerró al momento. Pero bueno, me fuí del hospital muy bien vendada y lo hice así hasta que ya me quedó mi faja y de ahí en adelante sin falta la utilizaba todos todos los días durante el día y en la noche me permitía “descansar”; la realidad ese descanso relativo consistía en dejar de preocuparme como me veía o sentía, porque ahí venía el tiempo que tenía que darle al bebé que se despertaba.

Con mi hija las cosas fueron un poco diferentes, ya que tenía las ocupaciones de atender a mi primer hijo y por otra parte le pierdes un poco el miedo a muchas cosas, además de que vivo en un lugar donde hace mucho calor y que mi hija nació en el mes de mayo, así que de plano me fajaba un día sí y tres no.

Con esta experiencia de los dos Post Parto les puedo decir que definitivamente recomiendo mucho el uso de la faja, y pasado el tiempo me di cuenta que te ayuda en muchas cosas: ayuda a mejorar tu postura, a mantener el vientre contraído, además si tienes más niños que también cargas te ayuda a prevenir que se te hagan hernias.

Entonces en mi opinión sí se debe utilizar la faja.

Por supuesto nada en exceso es bueno, por lo tanto, abusar de la faja tampoco lo es, pero el cuerpo así como durante nueve meses aprendió a que tenía que distender su abdomen para dar espacio para ese bebé que estaba estaba formándose en nuestro cuerpo, tenemos que ayudar a recordarle a que debe regresar a su forma original.

Y aquí está el consejo de siempre, cada persona es distinta, por favor nunca nunca te compares con nadie, siempre la única persona que debes ver es a ti misma.

Entradas Relacionada